domingo, 26 de agosto de 2012

Solicitando la Visa Americana desde Montreal

Hace pocos días aplicamos y obtuvimos la visa de turista americana aplicando desde Canadá. Lo hicimos desde aquí pues habíamos escuchado que el tener la visa canadiense de inmigrante estampada en el pasaporte podría ser usado en nuestra contra si aplicabamos desde Venezuela (cosa que pareciera no ser siempre cierto). El proceso es bastante sencillo y no creo que se diferencie mucho del proceso para solicitar una visa en Venezuela o en cualquier otro consulado. Igual toca solicitar una cita (para lo cual hay que crear una cuenta), llenar las planillas por Internet (subiendo una foto digital), cancelar los fees (USD$160 p/p) usando una tarjeta de crédito, etc.

Donde creo que les puedo aportar un poco de información adicional, es con respecto a que esperar el día que les toque ir al consulado, por lo que a continuación les dejo unos tips:



  1. Para llegar al consulado la estación de metro más cercana es Square Victoria en la línea naranja. El mismo se encuentra ubicado en la torre de la famosa consultora de ingeniería. SNC-Lavalin. Se entra por una pequeña puerta a un costado del edificio. Tengan presente que la primera parte de la cola toca hacerla al aire libre, poco importa si esta lloviendo, nevando, o simplemente ardiendo como lo ha estado este verano, así que vistanse acorde con el clima.
  2. Al entrar le van a pedir la confirmación de la cita (esta se obtiene por Internet una vez hayan completado las planillas). Tengan a la mano su pasaporte, su tarjeta de residencia, y la confirmación de la cita. Se los pedirán al menos un par de veces, y notaran que mucha gente enlentece el proceso, pues no tienen esos documentos a  la mano
  3. A la embajada no se puede entrar con carteras grandes, morrales o bolsas tipo supermercado. Lo más grande que dejan pasar es un portafolio de esos plásticos transparentes. La única excepción es la pañalera, siempre y cuando este el infante presente.
  4. No se puede entrar con celulares, llaves electrónicas, o controles remoto de alarma de los carros. Nosotros dejamos ese día los celulares en casa, pero no es necesario hacerlo, pues al pasar seguridad, los vigilantes le pedirán que los deje con ellos (le entregarán un ticket con el que los puede reclamar luego). Esto aplica para artículos pequeños, no pretendan que les dejen pasar laptops o tablets, pues no cabrán en los casilleros.
  5. Una vez pasen seguridad, les tocara subir al piso 19 (el ascensor solo tiene dos botones, así que no hay perdida). Una vez en el piso 19, les volverán a pedir sus tres documentos: pasaporte, tarjeta de residencia y confirmación de la cita. Inmediatamente pasarán a hacer la segunda cola (la primera fue para pasar seguridad). Esta cola nos tocó hacerla parados y tomó cerca de 45 minutos para llegar a la taquilla. En ella simplemente te reciben los documentos (de nuevo, pasaporte, tarjeta de residencia y confirmación de la cita) y te solicitan una foto. IMPORTANTE, esta foto no aparece en los requerimientos, según debería ser suficiente la foto digital, pero vimos a muchas personas que los devolvieron por no tener la foto (nosotros teníamos dos de carambola, así que nos salvamos). En la taquilla la chica que nos atendió fue muy amable, y hasta me felicitó por mi cumpleaños. Luego nos regresó los documentos y nos envió a que hiciéramos otra cola, esta vez para tomarnos las huellas
  6. Si se les olvido la foto, no caigan en pánico, en la planta baja, justo antes de tomar en ascensor, hay una cabina que toma fotos para adultos (los niños pequeños si deben tomarla fuera de la embajada). Tengan en cuenta que esta maquina solo acepta efectivo (no se si monedas o billetes, pero lo cierto es que vimos a una muchacha fuera de la embajada casi que limosneado pues no se había llevado dinero en efectivo ese día :( ). Moraleja: lleven algo de efectivo
  7. Volviendo a la toma de huellas, esta cola fue rápida, en menos de 10 minutos el funcionario nos tomó las huellas y nos deseó "buena suerte", a lo cual respondimos con un nervioso "thank you very much", pues ese deseo nos recordó que por más que uno se vaya preparado, la aprobación de la visa tiene un componente de subjetividad importante.
  8. Luego de las huellas, toca hacer otra cola antes de verse las caras con el agente consular, esta vez sentado, nos tomó cerca de 30 a 45 minutos más. Considero importante resaltar, sobretodo para quienes van con niños, que ya en esta área hay varias maquinas expendedoras de café, refrescos y snacks disponibles (funcionan con monedas, así que de nuevo les recuerdo la importancia de llevarse algo de efectivo). También hay baños.
  9. Llegada la hora de hablar con la agente consular, les comento que básicamente nos hizo tres preguntas: Donde trabajas, a que te dedicas, y cual es el propósito de la visita a USA (Shopping!). En mi caso particular, me preguntó si yo había sido estudiante de intercambio en USA, y le dije que si, que había sido Fulbright (ya habia pasado tiempo sin que nadie me recordase lo "prestigioso" del programa Fulbright ;-) ). Por la expresión de su cara vi que esto le gustó, y quiza por eso no nos pidió ninguno de los otros documentos que habiamos llevado "por si acaso" (carta de trabajo, estados de cuentas, copia del bail, etc). Igual recomiendo que se los lleven, pues a un muchacho que paso antes que nosotros le preguntaron varias veces a que se dedicaba y cual era su fuente de ingreso (en este paso las taquillas no son nada privadas, por lo que se escucha casi que todo lo que dicen las otras personas)
  10. También nos preguntó que si teníamos un niño porque no le estábamos pidiendo visa a él, cosa que se arregló rápidamente al mostrarle el pasaporte canadiense de Samuel (quien como ciudadano canadiense, no necesita visa). Como nota curiosa la agente le pareció raro que habiendo llegado en Octubre tuviesemos un bebe canadiense, por lo que brevemente le explicamos que habíamos llegado embarazados. Luego ella nos felicitó por nuestro bebe y nos dijo que nuestras visas habían sido aprobadas y que las podríamos pasar buscando por la oficina de DHL una vez nos llegase un correo electrónico diciendonos que estaban listas. 
  11. En realidad no es DHL sino una compañía llamada LOOMIS, la que presta es servicio. Con ellos tienen dos opciones, o las buscan en la oficina que seleccionaron al momento de pedir la cita, o pagan un adicional  para que les llegue a la dirección indicada. Nosotros optamos por pasarlas buscando, pues la oficina de Dorval no queda muy lejos de donde trabajo.
  12. A la semana nos llegó el correo, diciendonos que ya estaban en camino pero aun no podía pasar buscándolas (extraño no?), por lo que deje pasar dos días antes de pasar por ellas. Aquí deben tener presentes que es un sobre por cada pasaporte, así que deben tener la guía de cada uno. En nuestro caso, yo fui con la copia impresa del correo, pero una vez en la oficina de Loomis, tuve que llamar a Yaxi para que se metiera en su correo y revisara la guia que le había enviado Loomis, pues no era la misma que la que yo tenía (diferían por una letra). Adicional, les pedirán una identificación con foto para retirarlas. 

Y eso fue todo... la verdad es que fue algo estresante, pues si bien nunca me han negado ninguna visa, tampoco quería que esta fuese la primera, por lo que nos alegro sobremanera saber que nos la habían expedido por 10 años, por lo que es bastante probable que esta sea la ultima visa americana que pidamos (pues pensamos ser ciudadanos mucho antes de que se venza). Por lo pronto, ya nos podemos tomar con calma la ida de shopping a USA, pero que se prepare Plattsburg, NY, pues pronto estaremos por allá! :)


Te gustó esta entrada? pues asegurate de no perderte las siguientes recibiéndolas directamente en tu correo, solo tienes que ingresar tu dirección de correo aquí debajo

Recomendaciones