miércoles, 17 de agosto de 2011

No les pasó a otros, nos pasó a nosotros


En este blog periódicamente hablamos de la inseguridad como una de las principales razones que nos motiva a emigrar. Pues hoy recibimos una "motivación" adicional que no vino de la prensa o del cuento del amigo del amigo. Hoy llegando a nuestras casa, 3 delincuentes que si acaso sumaran 50 años entre los 3, a punta de pistola nos quitaron nuestro único vehículo, uno usado del año 2002, bien mantenido eso si, pero nada que ver con un carro costoso o ultimo modelo.

Gracias a Dios no hubo mayor violencia que la verbal, y tanto a mi esposa como yo nos dejaron en el sitio (hay casos en que estos malandros secuestran a sus victimas, bien sea para cobrar rescate o para verificar que el vehículo no tenga algún sistema de apagado remoto o que se yo).

No vale la pena resistirse (a mi padre hace años lo mataron por andar armado), lo material se recupera. Lo perturbador es que uno no sabe si el que tiene la pistola sabe que uno piensa eso, si acaso le importa los deseos que uno tiene de ver que ese bebe en el vientre nazca, pues la vida cada vez pareciera valer menos.

En fin, aunque da coraje decirlo, creo que tuvimos suerte .... Ahora lo que toca es todo el papeleo de sacar de nuevo cédulas, permiso de conducir, tarjetas de banco, etc etc etc etc etc....

PS: Junto con el carro se llevaron mi teléfono, donde ya llevaba casi completo escrito el tercer post sobre los exámenes médicos. Por razones obvias, este se retrasara un poco.

Recomendaciones