martes, 16 de agosto de 2011

Examenes Médicos (II Parte)

Llegamos al consultorio como a eso de las 8:05am, el consultorio se encuentra en la planta baja, entrando a la izquierda de la recepción. Una vez allí, nos atendió una secretaria, quien nos reconfirmo que el examen no era en ayunas por lo que nos aconsejaba ir a desayunar. A ella le dejamos copia impresa de nuestras planillas, junto con las fotos (2 por cada uno), junto con las otras planillas impresas (las cuales llevamos porque nos las había enviado por correo otro doctor)

Fuimos al cafetín, el cual no es nada del otro mundo pero sirve su función (aunque no es muy económico), luego volvimos y esperamos un rato y allí comenzamos a ver que no éramos los únicos en estos trámites. Había una familia con dos niños, una pareja mayor (los Pérez Criollo) y otra pareja joven. Sin saberlo, todos íbamos a vernos las caras varias veces durante el día.

Como a las 9 fue que Teresa, la asistente del doctor nos dio las órdenes de laboratorio y rayos X. Además nos presento el formulario donde librábamos al doctor de cualquier responsabilidad por la realización de los rayos X durante el embarazo (a la cual adjuntamos la autorización del ginecobstetra). También aprovechamos para dejar nuestros morrales en el consultorio, quitándonos así un peso de encima.

De allí nuestra experiencia bajaría dos niveles... Pues pasaríamos la mañana en el sótano 2 de la clínica. Los exámenes de laboratorio consistían en: Sangre: VDRL y VIH y orina.

Primero hay que hacer una colita para entregar la orden y la planilla de la embajada y que nos facturen los exámenes. Luego es en la caja que se paga (se puede hacer con tarjeta de crédito)

 Si bien habíamos oído cuentos de que lo hacían pasar a uno a un baño privado y casi que verificaban que la orina estuviese caliente para saber si realmente era de uno, aquí no fue el caso. Lo único fue que nos dieron el frasquito y luego quedaba de nuestra parte ubicar un baño para tomar la muestra (hay uno justo al lado de los ascensores).

Hablando de ascensores, estos pueden tornarse en algo tedioso en esta clínica, sobre todo cuando a la gente se le olvida selectivamente lo que es respetar una cola. Si bien en un principio no daba con las escaleras, el Sr. Pérez Criollo me las mostro, dado que aun a su edad me cuenta que no pierde un chance de quemar calorías extras.

Yaxi fue la primera en dejar la muestra de orina y sacarse la sangre, yo por mi parte primero deje la muestra de sangre y la orina la retrase un poco hasta conseguir un baño disponible. Nos dijeron que los resultados estarían entre la 1 y 1:30pm.

De allí nos pasamos a los rayos X, los cuales se encuentran en el mismo nivel, allí se repetía el proceso, primero facturar, luego pagar, luego esperar que nos llamasen. Durante la espera por que nos llamaran a tomarnos los rayos x, pasamos un rato charlando con el Sr. Perez Criollo, adivinen sobre que? Ja! Pues sobre cómo sacar el background check del FBI! (ya creo que le voy a pedir un badge honorifico a esa gente!)

Una vez que nos llamaron, nos pidieron la autorización del ginecólogo (no aceptaron las ordenes del Dr. Merchán) por lo que tuve que subir a buscar copia de la autorización. Los de los rayos X nos dijeron como 3 veces que si estábamos seguros, que si entendíamos los riesgos, etc. Incluso pienso que exageraron, lo hicieron ver mucho peor de lo que realmente es, dado que incluso sin el peto de  protección, la exposición es mínima y no hay que olvidar que antes de la popularización de la ecografía se usaban los rayos X para ver si el bebe venía bien. Hay gente que se queja de la actitud “CYA” de los médicos canadienses, pero los de aquí no se quedaron muy atrás con todo el papeleo para cubrir su responsabilidad

Lo cierto es que esta gente se fajo con el tema, llegando al punto de hacernos sentir mal. Sin embargo terminamos por hacernos los exámenes (los cuales también estarían listos para la 1:30pm), con lo que estábamos listos para pensar en que almorzar (hay muchas opciones cerca) y esperar a la tarde, cuando por orden de llegada seriamos atendidos por el doctor.

(Continuará)
(Ver primera parte)
(Ver Siguiente)

Recomendaciones