martes, 23 de agosto de 2011

Examenes Médicos (y III Parte)

Ya pasados unos días del suceso que me impidió terminarles de contar, hoy vuelvo para narrarles el final de los exámenes médicos.
------
Nos fuimos a almorzar fuera de la clínica, pues si bien allí hay cafetín, lo cierto es que ni es muy variado ni muy económico. Dimos unas vueltas por el centro plaza (aunque viví más de 5 años en Caracas, fue la primera vez que lo visitaba). Allí hay unas fuentes de soda, un McDonald’s, una heladería y un Banco Mercantil (donde retirar del cajero automático, pues ya estábamos cortos de efectivo). También hay un Papa John’s y un Arturo’s. Fue en este último sitio donde almorzamos, donde si bien solo estaban aceptando efectivo, no nos importo pues justo habíamos retirado del cajero. Allí, no solo almorzamos, sino que tratamos de desestresarnos y convencernos que ya lo mas traumático había pasado, que lo que seguía era un trámite con el Dr.
Pues no resultó sencillo, pues no sabíamos que iba a pensar el doctor sobre los informes emitidos por nuestros médicos, serian suficientes, tendríamos que hacer otros, seria que nos va a pedir ese que olvidamos pedirle a ese doctor… en fin, entre tanta pensadora se nos paso el tiempo y era hora de volver.

Llegamos directo a la oficina del doctor, donde nos anotamos en la lista de espera de segundos (primero estaba la familia de 4). Nos quedamos allí descansando, hasta que nos dimos cuenta que los resultados no los suben al consultorio, sino que hay que ir a buscarlos en el sótano 2. Fui a buscarlos, dejando a mi esposa en el consultorio, quien con sus 5 meses de embarazo estaba ya mostrando signos de cansancio a causa del trajín del día y el que no habíamos dormido mucho la noche anterior. Al llegar al laboratorio no había nada de cola, por el contrario, tuve que hacer ruido para llamar la atención de la empleada que probablemente acababa de almorzar. En 5 minutos ya tenía los exámenes de sangre y orina. Todo bien por este lado.

Me dirigí entonces al área de rayos X, donde me conseguí al padre de la familia de 4 al comienzo de la cola. Le pregunte si ya estaban listos los exámenes y me dijo que él los estaba esperando, que ya había hecho la cola (señalándome a las aproximadamente 6 personas que se encontraban en ella) pero no estaban listos aun. Procedí a sentarme a esperar en esa colita. Aquí no se si serán las ansias que carga uno o otra cosa, pero me estaba frustrando la demora, pues se tardaba cerca de 10 minutos por persona (lo que para mí, en ese momento, parecía una eternidad). Afortunadamente, un muchacho salió de pronto ofreciéndose a buscar los rayos X de aquellas personas que tuviesen la factura en la mano. Yo era uno de esos casos, por lo que se la di, y en no más de 5 minutos nos trajo nuestros resultados, los cuales tome sin revisarlos bien (error, como verán después). Hora de subir al consultorio.

Al momento de llegar, justo iba saliendo la primera familia, nos tocaba a nosotros (just in time!), por lo que de una vez le entregamos los resultados a Teresa, quien se dio cuenta casi de inmediato que en rayos X habían olvidado firmar los resultados, pero que no importaba, que luego de la consulta podía bajar a buscar la firma, ahora era el momento de entrar al consultorio

En el Consultorio

Luego de saludarnos y presentarnos al doctor Merchán (joven por cierto), este procedió a reiterarnos sobre los riesgos de los rayos X durante el embarazo (ya esto parecía el cuento del gallo pelón...), enfatizando que era un requerimiento legal, etc. etc. etc. Mi esposa en eso le dijo que sabíamos de los riesgos, pero que como eran mínimos decidimos seguir adelante, a lo que él respondió que si bien eran mínimos el estaba obligado a decírnoslo.... (conclusión creo que hubiese sido mejor no replicarle nada, igual ya le examen había sido hecho). Luego comenzó con el cuestionario (el que pueden descargar aquí), del cual no nos hizo todas las preguntas donde se enfocó más en la parte de las pre-existencias y las medicinas que actualmente estábamos consumiendo. En este momento fue que nos dimos cuenta que debimos haber traído el informe de la médico endocrino de mi esposa ya que ella toma un medicamento para la tiroides, que si bien no es nada costoso, igual requiere un informe... "The Horror, the Horror..." el horror se pudo ver en nuestras caras por unos segundos, pensando cuanto nos iba a retrasar ese detalle, sin embargo casi al instante el doctor agregó que podíamos enviárselo por escaneado por correo electrónico tan pronto como lo tuviésemos (el color volvió a nuestras caras ;) ).

Otra cosa que preguntan es si uno ha sido operado o ha tenido alguna herida, a lo cual dijimos que no, pero resulta que en la placa de mi esposa aparecen 3 puntitos brillantes, cuya única explicación que hemos conseguido hablando con sus padres, es que pudieran ser producto de un accidente de su infancia temprana donde una escopeta de perdigones estuvo involucrada (ella tiene uno alojado en el pie, pero mas allá de ese desconocía los otros hasta una placa que le tomaron en USA para descartar tuberculosis). El doctor al verla y oír la explicación, decidió que se debía reportar como un "Shotgun wound without complications" dado que el Rx se veía lo que aparentaba ser "shot gun ammunition" (curioso ver al doctor usando el traductor de Google para buscar el termino, primero fue shotgun shells, luego shotgun pellets, y finalmente nos decantamos por ammunition). De más está decir que a Yaxi no le gustó para nada que eso fuese escrito en el reporte (sobre todo porque ella no tiene recuerdos del incidente), pero bueno, por la expresión del doctor intuimos que era gran cosa (ahora esperamos que los T&T piensen lo mismo!).

Hora del examen físico, y el doctor le pide a Teresa que pase para que esté presente mientras examina a Yaxi, quien solo se quito la ropa de la cintura para arriba (igual fue para mí). Luego me toco a mí, consistiendo el examen en escuchar los pulmones, hacer un tacto abdominal y de la garganta, así como ver los reflejos. Como nota curiosa, le comente al doctor que por más que supiera de los mismos (los reflejos) siempre me parecía cómico ver como de verdad uno reacciona, a lo que me respondió que hay muchos otros puntos de reflejos, pero eso se deja para situaciones más graves (me dejo con la intriga pues...). Además nos tomaron la tensión, algo que nos confundió un poco pues AMBOS sacamos un punto más de lo que estamos acostumbrados, Yaxi sacó 11/8 y yo 13/9, siendo lo normal 10/7 (baja durante el embarazo) y 12/8. Cuestión emocional o problemas con el tensiómetro? Pero podría ser algo a considerar para quienes manejan tensiones cercanas a 13 o 14, pues de 14 para arriba se considera hipertensión y deben realizarse exámenes adicionales. Así que si están cerca, consideren hacer algo relajante antes de la consulta.

Salimos del consultorio... uff que alivio, pero aun faltaba buscar la firma de los rayos X (y pagar la consulta). Por lo que de nuevo volví a dejar a Yaxi en el lobby del consultorio y baje a rayos X. La muy poco amable recepcionista me indicó que la doctora había salido, y que ella era la única que podía firmar la hoja, y a que además con los problemas del tráfico (al parecer había paro de transporte en algún lado) no tenía idea de a qué hora volviera. Que desespero, ya eran las 4 de la tarde y teníamos que bajar a Maiquetía!, en eso apareció el mismo muchacho que me había entregado antes los resultados, pero al preguntarle si me podía ayudar, su respuesta fue que él no era técnico, solo mensajero, pero que hablara directamente con los técnicos, que no le prestara atención a la secretaria. Este Angelito, como a mi esposa le gusta llamarlos, me había salvado por segunda vez en el día. Pues fui directamente hasta la puerta por donde llamaban a los pacientes, y en las narices de la secretaria odiosa increpe a uno de los técnicos por la falta de firma, este verificó que en efecto no estaba firmada y me dijo que esperara afuera, que él iba a resolver. No habían pasado 5 minutos cuando tenía mis resultados listos :D.

Subí, y se los entregue a Teresa, junto con el cheque para pagar la consulta y el envió. Estábamos listos, hora de ir a Maiquetía. Wohooo!

En nuestro caso tomamos el metro pues pensamos que no era hora pico. En efecto no lo era, pero el que hubiesen sacado de servicio el tren que iba frente a nosotros, hizo que nuestro tren colapsara. De haber sabido eso, probablemente hubiese tomado un taxi, pero ya era tarde. Llegamos a Parque Central y caminamos hasta los autobuses, desde donde en pocos minutos estábamos en Maiquetía. Para variar los vuelos de Venezolana estaban retrasados, terminamos llegando a Maracaibo pasadas las 12 de la noche, cuando esperábamos llegar antes de las 9. Allí esta nuestro carro esperándonos en el estacionamiento (irónico que la gente nos advirtiera que allí se roban carros y terminaran robándonoslo frente a nuestra residencia).

Volvimos agotados, pero contentos, habíamos dado otro paso, el proceso había avanzado. Estamos más cerca que antes :)

Resumen de los Costos:
Exámenes de Laboratorio (VDRL, VIH y Orina): 463.45 x 2 = 926,90
Rx de Tórax : 240.55 x 2 = 481,10
Consulta: 450 x 2 = 900 Bs
Envío a T&T: 170 Bs
Total: 2478 Bs

Ver Exámenes Médicos (II Parte)

Recomendaciones